¿En qué consiste el tratamiento?

El drenaje linfático es una técnica de fisioterapia que tiene por objetivo facilitar la circulación linfática mediante un masaje suave y lento. Este tratamiento se utiliza para que los líquidos y sustancias que están en el espacio extracelular puedan ser movilizados y eliminados. El sistema linfático es autónomo e indispensable para el buen funcionamiento del cuerpo. Es el encargado de limpiar los desechos del metabolismo de las células.

Además
de su efecto drenante, la técnica de Drenaje Linfático Manual (DLM) produce un efecto relajante, cicatrizante y analgésico. Asimismo, ayuda a regular el equilibrio del sistema nervioso, a estimular la movilidad intestinal y a descontracturar.

En Fisioterapia SANAMANZANA te ofrecemos el tratamiento definitivo para el linfedema gracias al Método Godoy.

Indicaciones

  • Edemas post-operatorios (liposucciones, intervenciones quirúrgicas, artroscopias)
  • Edemas post-traumáticos (hematomas, golpes)
  • Linfedemas y todo tipo de edemas linfáticos
  • Patología oncológica (tratamientos postmastectomía , radioterapia, quimioterapia)
  • Patología vascular (piernas cansadas, varicosidades, retención de líquidos, trastornos circulatorios)
  • Lesiones agudas (esguinces, roturas de fibras)
  • Cefaleas, migrañas, dolores de cabeza
  • Cicatrices(hipertróficas, queloides…)
  • Estrés

Para grandes edemas se trabaja el Drenaje Linfático Manual a través de la Terapia Descongestiva Compleja (TDC) focalizada en cuidados de la piel, ejercicios específicos, Drenaje Linfático y medidas de compresión (vendajes, mangas o medias).

En Fisioterapia SANAMANZANA estamos especializadas en el tratamiento de los linfedemas.