¿Qué es la Fisioterapia Oncológica?

Es el tratamiento de elección para abordar la mayor parte de las consecuencias o secuelas físicas derivadas del tratamiento de cualquier tipo de neoplasia. El objetivo es mejorar la calidad de vida de los pacientes después de la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia, así como su reincorporación a la vida normal. Es necesario por seguridad ponerse sólo en manos expertas.

El tratamiento fisioterapéutico se diseña en función de las necesidades de cada paciente. Consideramos imprescindible en primer lugar, informar al paciente de qué le pasa y cómo podemos ayudarle, para diseñar juntos su tratamiento en función de los objetivos.

Trabajamos los tejidos para recuperar su movilidad y elasticidad. Abordamos la piel, las cicatrices, los problemas articulares y musculares, la conciencia corporal y los problemas posturales, el dolor, la sensibilidad, la fatiga…

En cualquier tratamiento oncológico que haya existido cirugía, extirpación de ganglios y/o radioterapia, existe un linfedema subclínico o estadio 0 según la International Society of Lymphology (ISL). Por ello, la prevención del linfedema debería ser la prioridad y posteriormente su tratamiento si fuese necesario.

¿En qué consiste el tratamiento de Fisioterapia Oncológica?

  • Tratamiento de las cicatrices y adherencias
  • Tratamiento muscular (SDM)
  • Recuperación de la movilidad articular
  • Ejercicios respiratorios
  • Reeducación postural y estiramientos
  • Prescripción de ejercicio aeróbico y de fuerza
  • Consejos nutricionales
  • Educación al paciente para su adherencia al tratamiento

 

  • Tratamiento y prevención del linfedema mediante:
  • Información
  • Terapia Descongestiva Compleja o Fisioterapia Descongestiva del Linfedema (TDC o FDL):
    • Drenaje Linfático Manual / Terapia Linfática Global Método Godoy
    • Vendajes y/o prendas contención-compresión
    • Cuidados de la piel y prevención de infecciones
    • Programa de ejercicios miolinfocinéticos para linfedema
    • Vendaje o prenda nocturno y de prenda de compresión diurna

La fisioterapia oncológica se utiliza sobre todo en pacientes después del tratamiento de cáncer de mama, útero, ovario, próstata, colon, oral y orofaríngeo, sarcomas, melanomas, etc. pudiendo ayudar además a problemas como la deglución, disfunciones del suelo pélvico (dolor, pérdida de tono muscular, incontinencia urinaria, disfunciones sexuales, sequedad…), problemas en el abdomen y la zona pélvica, posturas antiálgicas, etc.